Ya sea que estés sentando las bases de un nuevo negocio o tratando de mejorar una empresa en operación, este artículo te puede ayudar a definir la esencia de tu marca. En un mundo tan competitivo, tener un concepto original y bien definido, permite que tu negocio destaque y llame la atención de los consumidores. Conceptos sólidos crean grandes marcas.

En branding, le llamamos Personalidad de Marca al 
concepto del negocio.

La personalidad define a las personas, las estructura frente a los demás y permite que alguien pueda conocerla, prever que se espera de ella y explicarle a alguien cómo es. Lo mismo sucede con las marcas.

Por ejemplo, si Harley Davidson fuera una persona, ¿cómo sería? Seguramente te imaginas a un hombre varonil, con bigote, tatuajes, chamarra de cuero, alguien rebelde, independiente y aventurero. Que mucha gente tenga esta imagen en mente, no es casualidad. Es porque hay esfuerzos consistentes de comunicación y mercadotecnia, que se alinean a una personalidad de marca.

La personalidad se forma con atributos que describen e indican cómo se relaciona la marca con el mundo que le rodea. La base de sus comportamientos, el tono de sus acciones y la realidad de su esencia.

La Personalidad de Marca se compone de valores.

Y estos deben determinarse en conjunto con personas claves del negocio, del equipo de marketing, de atención al cliente. No deben ser más de 5 o 6 valores y, en conjunto, permiten crear a “alguien”.

La Personalidad de Marca no es nuestro mercado ideal, es alguien a quien el mercado esté dispuesto a comprarle. Este es un recurso de gran utilidad para el departamento de mercadotecnia y la agencia de comunicación. Hacia el interior de la empresa, puede ayudar a la mejor comprensión del negocio.

La Personalidad de Marca nos permite evaluar la comunicación.

Siguiendo el ejemplo de Harley Davidson, es más fácil evaluar la comunicación haciéndose preguntas como: ¿Qué haría Harley Davidson? ¿Cómo hablaría? ¿Qué tono de voz usaría? ¿Cómo trataría a los demás? ¿El anuncio refleja su esencia? ¿Es lo suficientemente rebelde y aventurero?

También ayuda a trazar lineamientos de comunicación para temas tan específicos como tipografías, colores, fotografías, entre otros, y dar pie a la generación de protocolos más específicos, como por ejemplo, la atención a clientes.

La Personalidad de Marca fundamenta la estrategia de marca.

En negocios nuevos, se convierte en la línea estratégica que ayuda a generar el nombre y el logotipo de la marca, así como el estilo de las campañas de comunicación.

La Personalidad de Marca es el punto inicial de todo negocio escalable y replicable.

Junto con otros elementos de la marca, como manual de identidad, arquitectura de marcas y protocolos de comunicación, permite dirigir y replicar rápidamente los esfuerzos de marketing, optimizando la inversión y los tiempos para el crecimiento del negocio.

Se trata de estandarizar la experiencia de marca, creando interacciones agradables y satisfactorias, diseñando y teniendo el control de todo lo que sucede en cada oportunidad de contacto con los consumidores.

¿Tu marca tiene personalidad? Si necesitas ayuda para generarla, acércate a H. Creativos

CTA-guía-construir-conceptos-negocios

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *