Guía fácil para buscar nombres en el IMPI.

Este es el último artículo de cuatro:

Parte 1: Razones para registrar una marca

Parte 2: Explicaremos las clases del IMPI que permiten entender a qué categoría pertenece el negocio.

Parte 3: Describiremos las restricciones del IMPI para evitar nombres que no tengan posibilidades de registro.

Parte 4: Explicaremos cómo hacer búsquedas de nombres en el IMPI y cómo interpretar los resultados.

El objetivo principal de la búsqueda fonética es aumentar las posibilidades de registro ante el IMPI del nombre que elegiste.

Al hacer una solicitud de registro, el IMPI realiza un análisis para determinar si el nombre que quieres registrar, es idéntico o similar a nombres que ya están registrados. El costo de registro de una marca mixta es de aproximadamente $2500 y no es reembolsable en caso de una negativa.

Aunque es un proceso un poco tedioso, es importante realizar la búsqueda fonética a conciencia y evitar perder dinero solicitando un nombre que no es registrable.

Antes de comenzar con la búsqueda, es fundamental que leas la guía para el registro de marcas publicada por el IMPI. Sin embargo, en los años que llevamos creando marcas, hemos aprendido algunas cosas que te pueden servir:

Similitud fonética

El primer criterio que tienes que tomar en cuenta es que no aparezcan nombres que suenen de manera igual o similar al nombre de tu marca.

Al realizar la búsqueda fonética, el IMPI te proporcionará los 300 resultados más cercanos al nombre que estás investigando. A pesar de parecer un número muy alto, es importante que se revise a detalle la lista obtenida: al principio encontrarás los resultados más cercanos y, al final, los que tienen menos similitud.

Al ser una búsqueda fonética, no se puede tener certeza absoluta de si un nombre representa o no un obstáculo en tu registro. Sin embargo, puedes considerar los siguientes focos rojos:

  • Nombres que sean el masculino, femenino o plural del nombre que estás buscando.

Al estar registrada “La lechera” en la clase 29 (productos lácteos), no podrías registrar “El lechero” o “Las lecheras”.

  • Nombres que sólo sean diferentes al tuyo por una letra.

Siguiendo con el ejemplo anterior, nombres como “La mechera” y “La lechara” tampoco serían registrables.

  • Nombres que se escriban diferente, pero suenen igual.

El IMPI toma en cuenta cómo suena el nombre al leerlo en voz alta, así que nombres como “La lexera” o “La leshera” no tendrían posibilidades de registro, a pesar de escribirse diferente.

Vigencia

Encontrar una marca similar o idéntica a la tuya, usualmente significa complicaciones en el proceso o disminución de posibilidades de registro. Sin embargo, si el registro de esta marca llegara a estar vencido desde hace dos o más años, el IMPI considera que es un nombre libre para registro.

Clase cubierta

Otro elemento que permitiría que una marca similar o idéntica a la tuya no representara una amenaza, sería que su registro no abarcara toda la clase.

Algunas veces, las marcas sólo comprenden algunas partes de la clase en la que están registradas. Siempre y cuando se aclare en tu solicitud de registro que se excluyen las partes comprendidas por la otra marca, no debería representar ningún problema.

Negativa de registro

Si entre los resultados, encuentras un nombre al que le hayan denegado el registro, lo más recomendable es investigar cuál fue la razón en los archivos del expediente. Algunas veces, el registro no procede porque ese nombre, a su vez, es similar a alguno ya registrado. Analiza si este nombre también representaría una amenaza para el tuyo.

Genéricos

Existe la posibilidad de que, dentro de tus resultados, encuentres algunos en los cuales se repita una parte del nombre y, aun así, cuenten con registros vigentes. Las palabras que se repiten en las búsquedas, son consideradas genéricos.

Estas palabras pueden tratarse de nombres propios o términos relacionados con el giro de la marca. Pensemos, por ejemplo, en todos las lavanderías que utilizan la palabra “clean” en su nombre, o en todos los negocios que utilizan el apellido “López”.

Para que el registro de estas marcas sea posible, es necesario utilizar un elemento más en la composición del nombre, que permita que el genérico deje de serlo y se distinga de las demás marcas.

Si bien, la investigación previa al registro puede ser laboriosa, es necesario dedicarle el tiempo necesario a fin de evitar una negativa de registro y perder tiempo, dinero y esfuerzo.

En Hache. tenemos experiencia en la creación de nombres y marcas. Si tu empresa necesita asesoría, ponte en contacto con nosotros.

One Comment

  • Un deleite más de lectura con la cuarta entrega de la saga de las marcas. En la guía ya se debería incluir que no se puedan registrar la “erías” y el uso de la tipografía Lobster, las cuales ya hace más de 4 años siguen resucitando gracias a los canales en su momento utilísima y ahora el gourmet, entre otros.

    Una duda, después de aventurarse a la realización del registro de una marca y sea positivo el registro ¿Qué le pasa a la misma con respecto a su apertura internacional?.

    ¡Saludos y sigan con sus éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *