Esta es una pregunta que ha pasado por la mente de muchos emprendedores, a la hora de considerar nuevas oportunidades de negocio. Por supuesto, cada opción tiene sus ventajas y desventajas. Por eso nos dimos a la tarea de analizar estas opciones desde diferentes perspectivas:

Modelo de negocio

Franquicia. Es un modelo desarrollado y probado, resultado de todo un proceso de ensayo y error que los ha llevado a tener un negocio rentable y exitoso.

Negocio propio. Necesita desarrollar su propio modelo de negocio, lo que implica mayor preparación previa, pero también la oportunidad de crear un modelo diferenciado.

Procesos

Franquicia. Las franquicias tienen definidos todos los procesos del negocio y cuentan con manuales operativos. La transmisión del know how es uno de sus activos más importantes.

Negocio propio. Si no tienes experiencia en negocios, desarrollar procesos puede ser un proceso lento y difícil; pero si ya has creado otros negocios, esto te puede permitir crear procesos, incluso ofreciendo algún tipo de diferenciación para los clientes.

Innovación

Franquicia. Tienen un proceso continuo de innovación, con cambios periódicos en punto de venta, productos de temporada y nuevos lanzamientos. Sin embargo, sus innovaciones son de acuerdo a su mercado de origen y no permiten cambios acordes al mercado local.

Negocio propio. El ritmo de innovación depende enteramente del emprendedor, pero es libre, lo que brinda mayor rapidez para adaptarse a los cambios del mercado.

Infraestructura

Franquicia. Tiene requerimientos específicos que pueden facilitar la implementación, pero sus estándares en materiales y recursos podrían demandar una inversión más elevada.

Negocio propio. Hay que desarrollar la infraestructura desde cero, pero se puede empezar de una forma más modesta y evolucionar con libertad.  

Publicidad y comunicación

Franquicia. Por lo general, cuenta con una estrategia de marca y lineamientos de comunicación. Además, provee regularmente campañas, fotografías y otros materiales de comunicación a sus franquiciatarios.

Negocio propio. Tienen total libertad para definir su propia estrategia de marca y desarrollar su publicidad y comunicación. En el sureste de México hay un excelente nivel de diseño para crear marcas competitivas. Con el apoyo de una agencia de branding, un negocio puede desarrollar su propia estrategia de comunicación definiendo su personalidad, tono, lenguaje y lineamientos gráficos; además de contar con manuales para su comunicación.

Valor de marca

Franquicia. Te permite hacer negocio con una marca conocida y contribuir al crecimiento de ella.

Negocio propio. La trayectoria que lleves como negocio te permite crear valor con tu propia marca, lo que te da la oportunidad de crecer y replicarlo, quizá hasta incluso convirtiéndolo en una franquicia.

Toda franquicia fue antes un negocio independiente.

En Hache hemos trabajado de la mano con compañías y emprendedores para desarrollar y renovar conceptos de negocio que fácilmente podrían ser franquiciables. Aquí algunos ejemplos:

Bocadero

Michelle Accesorios

Surpesa

Alabama Mamma

 

Si deseas conocer más sobre cómo desarrollar el concepto de tu negocio, acércate a Hache.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *