El año pasado participamos en este premio y, aunque este año creo que lo haremos nuevamente, no va a ser con el mismo entusiasmo. Al participar el año pasado, mandamos 4 trabajos de identidad. Semanas después, nos llegaron cuatro sobres con una invitación que, en su parte inferior decía «Nominado». Al principio, nos dio gusto estar entre los nominados pero, después, dudas empezaron a surgir.

Hablamos a Quórum para preguntarles si el hecho de recibir 4 invitaciones con la leyenda «Nominado» significaba que los cuatro trabajos habían sido considerados así o si eran boletos dobles o algo por el estilo. No nos supieron contestar…

Después preguntamos cuántos nominados había en nuestra categoría… tampoco supieron…

Después preguntamos: ¿Esto de los nominados, es sólo un término otorgado a granel para asegurarse de llenar asientos en el palacio de Bellas Artes o merece el gasto de un viaje redondo con hospedaje al DF?… La respuesta fue: ¿ah, no son del DF?… er no…

Comprenderán que, para un despacho en desarrollo, eso de gastar dinero es como importante. No queríamos ir a menos que la probabilidad de «ganar» o ser mencionado fuera al menos de 1 de 10… hasta 20…

Sin embargo, el premio quórum, terminó dándonos vía telefónica más información de la que necesitábamos: «Son 9 nominados en su categoría, de los cuales 4 son menciones y un ganador… ah, y ustedes no están entre esos últimos cinco»…

Aparentemente, nuestros «4» trabajos nominados estuvieron en 6, 7, 8 y 9º lugar… sospechoso, no?

Los resultados se publicaron en la página mucho tiempo después. La convocatoria al premio 2005 se quedó por meses. Lo mismo pasó el año anterior. Los nominados no recibimos un mail, una carta, llamada telefónica o pedacito de papel (fuera de la invitación) que avalara el mérito. Creo que todos los que hacemos esto de concursar es para obtener exposición, saber cómo andamos en comparación con otros despachos, etc. El premio Quórum, al nominarnos,no nos dio otro privilegio más que 4 pedacitos de papel coloridos que no dicen nuestro nombre (las invitaciones).

Ahora, en la edición 2006, parece que no va a cambiar mucho. En las bases, no se dice que publicarán una lista de nominados. Creo que es importante que el premio Quórum, por lo que representa para el diseño en el país, se dé más seriedad a sí mismo y tome conciencia de que es un premio nacional. Desgraciadamente, tratan ese concurso como si fuera sólo para estudiantes…

Para los nominados que NO están en el DF, es importante saber el valor de la nominación.

Realmente, es loable que una institución de esta magnitud promueva e incentive a los diseñadores de México a continuar produciendo buenos trabajos.

Es sólo que nos gustaría que el premio fuera tan organizado como otros en los que hemos participado que, incluso, publican la lista de finalistas vía web y la mandan por correo electrónico semanas antes de la premiación, para planear el viaje y hacer un lugar en la agenda.

En fin, ese es el comentario. Sin embargo, vale la pena participar en Quórum. Es un premio de diseño nacional y hay que apoyarlo y ayudarlo a ser mejor. Para saber las bases —-> Premio Quórum 2006El año pasado participamos en este premio y, aunque este año creo que lo haremos nuevamente, no va a ser con el mismo entusiasmo. Al participar el año pasado, mandamos 4 trabajos de identidad. Semanas después, nos llegaron cuatro sobres con una invitación que, en su parte inferior decía «Nominado». Al principio, nos dio gusto estar entre los nominados pero, después, dudas empezaron a surgir.

Hablamos a Quórum para preguntarles si el hecho de recibir 4 invitaciones con la leyenda «Nominado» significaba que los cuatro trabajos habían sido considerados así o si eran boletos dobles o algo por el estilo. No nos supieron contestar…

Después preguntamos cuántos nominados había en nuestra categoría… tampoco supieron…

Después preguntamos: ¿Esto de los nominados, es sólo un término otorgado a granel para asegurarse de llenar asientos en el palacio de Bellas Artes o merece el gasto de un viaje redondo con hospedaje al DF?… La respuesta fue: ¿ah, no son del DF?… er no…

Comprenderán que, para un despacho en desarrollo, eso de gastar dinero es como importante. No queríamos ir a menos que la probabilidad de «ganar» o ser mencionado fuera al menos de 1 de 10… hasta 20…

Sin embargo, el premio quórum, terminó dándonos vía telefónica más información de la que necesitábamos: «Son 9 nominados en su categoría, de los cuales 4 son menciones y un ganador… ah, y ustedes no están entre esos últimos cinco»…

Aparentemente, nuestros «4» trabajos nominados estuvieron en 6, 7, 8 y 9º lugar… sospechoso, no?

Los resultados se publicaron en la página mucho tiempo después. La convocatoria al premio 2005 se quedó por meses. Lo mismo pasó el año anterior. Los nominados no recibimos un mail, una carta, llamada telefónica o pedacito de papel (fuera de la invitación) que avalara el mérito. Creo que todos los que hacemos esto de concursar es para obtener exposición, saber cómo andamos en comparación con otros despachos, etc. El premio Quórum, al nominarnos,no nos dio otro privilegio más que 4 pedacitos de papel coloridos que no dicen nuestro nombre (las invitaciones).

Ahora, en la edición 2006, parece que no va a cambiar mucho. En las bases, no se dice que publicarán una lista de nominados. Creo que es importante que el premio Quórum, por lo que representa para el diseño en el país, se dé más seriedad a sí mismo y tome conciencia de que es un premio nacional. Desgraciadamente, tratan ese concurso como si fuera sólo para estudiantes…

Para los nominados que NO están en el DF, es importante saber el valor de la nominación.

Realmente, es loable que una institución de esta magnitud promueva e incentive a los diseñadores de México a continuar produciendo buenos trabajos.

Es sólo que nos gustaría que el premio fuera tan organizado como otros en los que hemos participado que, incluso, publican la lista de finalistas vía web y la mandan por correo electrónico semanas antes de la premiación, para planear el viaje y hacer un lugar en la agenda.

En fin, ese es el comentario. Sin embargo, vale la pena participar en Quórum. Es un premio de diseño nacional y hay que apoyarlo y ayudarlo a ser mejor. Para saber las bases —-> Premio Quórum 2006

One Comment

  • Nosotros ganamos un premio quorum este año, y todavía no lo mandan. No puedo creer que si la convocatoria es a nivel nacional, no estén preparados para enviar por lo menos un diploma a foráneos. ;S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *