“¿Ya viste el escándalo de Martha Debayle?”

Cada vez que he escuchado esa frase en los últimos meses, ha sido por una razón diferente a la anterior.

Para los que no la ubican, Martha Debayle es una conductora de radio y televisión que ha participado en programas en los que habla, entre otras cosas, de estilo de vida, temas femeninos y de pareja. Sin embargo, sus proyectos más conocidos han sido BBTips (programa) y BBMundo (revista), en los cuales toca temas relacionados con la maternidad y la crianza de los hijos.

Si hablamos de Martha Debayle como marca personal, podríamos afirmar que tiene una personalidad abierta e irreverente por un lado, y maternal y superficial por el otro. Desde el lado “nice”, habla de productos en tendencia, decoración y moda con un feeling aspiracional y elitista. Por el lado “crítico y franco”, ha tocado temas relacionados con sexualidad, problemas laborales y salud mental de forma directa, sin darle demasiadas vueltas, y ha sido abierta en cuanto a su apoyo a la comunidad LGBTTTIQ. Además, ha ocupado con orgullo el trono de “La madre” en México y Latinoamérica casi desde los inicios de su carrera.

Martha Debayle había sabido manejar muy bien su marca personal. Desde el trono de “La Madre” se daba permiso de tener (y mantener) opiniones fuertes y polémicas, de explotar el recurso de “what you see is what you get”, de ser mal hablada y de navegar con bandera de revolucionaria.

Desde hace unos meses, sin embargo, su nombre es tendencia en las redes sociales, y no por cosas bonitas.

Primero, fue criticada fuertemente por aquella mítica entrevista con Salma Hayek y Derbez, en la que, además de pasársela freseando y presumiéndole su perfecto acento en inglés a sus invitados, se refirió a su estilista de forma ofensiva.

Poco tiempo después, estuvo el sonadísimo escándalo con Sofía Niño de Rivera. Según la denuncia en redes que hizo la standupera, antes de comenzar la entrevista, Martha Debayle se quejó de sus hijos, habló mal de la maternidad y, para rematar, se la pasó fumando todo el programa con una persona embarazada en la cabina.

Por último, en días recientes, salió a la luz el programa Extreme Makeover, producido y promovido por la mismísima Martha.

Este programa, ni era el primero que hacía Martha Debayle, ni era el primero que habíamos visto en televisión. Es, básicamente, una réplica de los programas estadounidenses en donde se construye la versión “mejorada” de una persona por medio de entrenamientos, hábitos alimenticios y, sobre todo, muchas, pero muchas operaciones.

Sin embargo, las ridículas cantidades de dinero (literalmente, millones de pesos) gastadas en “mejorar” la apariencia de “las ganadoras” y, sobre todo, los resultados finales, levantaron muchísimas cejas y la gente no está feliz al respecto.

El ser una figura pública te expone a críticas, a chismes y a escándalos, es cierto. Y Martha Debayle no será ni la primera, ni la última en haberla regado. Sin embargo, si analizamos sus últimos escándalos, podemos notar que cada uno está relacionado con acciones y afirmaciones que contradicen los statements previamente hechos por ella misma:

1. Apoya a la comunidad LGBTTTIQ, pero se refiere “de broma” a su estilista como “hermafrodita”.

2. Es “La Madre” de México y Latinoamérica, te da consejos de maternidad y crianza, pero se súper queja de sus hijos, dice que qué flojera tenerlos y fuma en un lugar cerrado frente a una embarazada.

3. Se llena la boca hablando de mujeres fregonas, de empoderamiento y de autoestima, pero produce un reality en donde gasta millones de pesos exclusivamente en cirugías y tratamientos cosméticos.

En mi opinión, el verdadero problema de Martha Debayle no fue haber fumado frente a una embarazada, ni haberse referido ofensivamente a su estilista, mucho menos haber hecho un reality show superficial. El error de Martha Debayle fue haber actuado en contra de su marca personal.

Si pensamos en personalidades como Facundo o Brozo, por ejemplo, podríamos encontrar un sin fin de faltas peores que las antes mencionadas. Sin embargo, son menos criticadas porque es algo que, casi, casi, esperas que hagan. Esa es su personalidad, esa es la marca que han construido y que han vendido.

Sus acciones no fueron nada coherentes con su marca, ni con los valores que promueve. Falló en su comunicación poniendo palabras de la persona Martha Debayle, en la boca de la marca Martha Debayle.

Cuando se vende a través de una imagen pública, no hay espacio a contradicciones personales. Y la coherencia se dice fácil, pero cualquier mensaje que se aleje de la línea de la marca personal, es un atentado contra su propio ADN comercial.

3 Comments

  • Muy buen análisis de la marca persona sobre lo que NO hay que hacer y M.Debayle es un claro ejemplo.
    Soy una chilena que la sigue, dado que en radio tiene y toca temas que hacen sentido y que son parte de los problemas y dificultades del ciudadano común y corriente. El equipo de colaboradores y profesionales que tiene son muy buenos y es un aporte para la comunidad y sociedad. En el lado más superficial estoy de acuerdo con la descripción que se da acá, pienso que no hace mal un poco de superficialidad y ella lo hace muy bien y sabe de sobra lo que la gente está ansiosa de ver, leer y escuchar. Ella entendió muy bien el negocio de las comunicaciones y admiro su capacidad para generar negocios, es algo así como un rey Midas. Sin embargo, y como gran famosillo tienen su gran cuota de EGO, son auto referentes, presuntuosos y gran ángel!
    Ella por ser un referente dentro de México y creo Larinoamérica, donde somos en su mayoría somos de habla hispana (independiente muchos de hablar otro idioma) NO debiera hablar tanta frase en inglés y escuchar de verdad a su AUDIENCIA cuando le digan que no lo haga. Por respeto! A veces pareciera que el sentido común no es lo que más tiene, siendo tan habilidosa en otras materias. El sentido común es una habilidad blanda que debe cultivarse al igual que la empatía.

  • Ademas de ser una mujer vulgar, mal hablada, e irrespetuosa; es ridicula al hablar el Spanglish. ¿Será que realmente su cerebro no tiene la capacidad de realizar el cambio de un idioma a otro? Sabemos que vivió en Estado Unidos y que igual y sí aprendió inglés por así decirlo, pero vive en México. Además, ninguno de sus padres es de descendencia inglesa o nordica, y si aún lo fuera, nuevamente, vive en México en donde el idioma oficial es el español. Es una lastima que al haber hecho ya sus estudios universitarios en México aún continúe soltando palabras en inglés en su discurso. No quiero imaginar su redacción en ambos idiomas hecha por ella misma sin ninguna ayuda de uno de sus colaboradores, o como lo diría ella «staff». Deberia darle verguenza que familiares de ella fueron dictadores y opresores de la gente pobre. Quien no la conozca, que la compre porque para mi como para mucha gente mexicana esta mujer es una desgracia para nuestra sociedad. ¿Por qué te viniste a México? regresate a tu país de origen Nicaragua, o vetre a Estados Unidos porque en México no se te quiere. Una cosa son los temas que tratas, y otra muy diferente es tu personalidad y estilo superficial que a nadie nos agrada. ¡Que se vaya!

  • Muy buen análisis de la marca persona sobre lo que NO hay que hacer y M.Debayle es un claro ejemplo.
    Soy una chilena que la sigue, dado que en radio tiene y toca temas que hacen sentido y que son parte de los problemas y dificultades del ciudadano común y corriente. El equipo de colaboradores y profesionales que tiene son muy buenos y es un aporte para la comunidad y sociedad. En el lado más superficial estoy de acuerdo con la descripción que se da acá, pienso que no hace mal un poco de superficialidad y ella lo hace muy bien y sabe de sobra lo que la gente está ansiosa de ver, leer y escuchar. Ella entendió muy bien el negocio de las comunicaciones y admiro su capacidad para generar negocios, es algo así como un rey Midas. Sin embargo, y como gran famosillo tienen su gran cuota de EGO, son auto referentes, presuntuosos y gran ángel!
    Ella por ser un referente dentro de México y creo Larinoamérica, donde somos en su mayoría somos de habla hispana (independiente muchos de hablar otro idioma) NO debiera hablar tanta frase en inglés y escuchar de verdad a su AUDIENCIA cuando le digan que no lo haga. Por respeto! A veces pareciera que el sentido común no es lo que más tiene, siendo tan habilidosa en otras materias. El sentido común es una habilidad blanda que debe cultivarse al igual que la empatía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *