El día de hoy, leyendo el Diario de Yucatán, me percaté nuevamente de algo «curioso», que hace un tiempo quería escribir.

El crédito de la fotografía que se ve abajo es «Internet». Esto lo hacen bastante seguido. Es sorprendente como un medio tan reconocido en la región utiliza imagenes en sus publicaciones de la siguiente manera:

• Sin reconocer al fotógrafo (porque en la mayoría de los casos seguramente no sabrá ni su nombre)
• Sin dar crédito o mencionar el nombre de la persona que aparece en la foto.
• Por consecuencia, sin darle un peso al fotógrafo o notificar a la persona.
• Simplemente dándole crédito a otro medio.

Con ello, el periódico ignora los derechos de autor de lo publicado por el medio ¿sin importar la fuente? Considero importante que el Diario de Yucatán suspenda este «crédito» o aclare lo que significa con el

Es decir, los derechos de autor aplican a mi periódico pero no a internet. La libertad de expresión que privilegia a un medio informativo no llega a tanto.

Mismo caso, diferente escenario, se dio cuando un cliente nos pidió que para su sitio web copiemos las imágenes de producto de los sitios y catálogos de sus competidores. Argumentó que esto era porque esas imágenes eran de todos y en realidad nadie tiene problemas con compartirlas con los colegas en esa categoría de negocio.

Nosotros hicimos lo posible por persuadir al cliente para una sesión fotográfica propia con productos propios, hasta que lo logramos. Su sitio se subió al la red con sus flamantes imagenes pagadas y, al verlas en línea, nos dijo: «pero estas no me las pueden copiar ¿verdad?» a lo que respondimos «Sí, a baja resolución, pero no estaría bien y usted tendría todo el derecho de demandar». Entonces el cliente se quedó tranquilo.

Todo lo anterior es dejando a un lado la importante ventaja que te brinda contar con materiales de comunicación originales y generados específicamente para tu proyecto. Esos materiales se adaptan a tus objetivos en lugar de que tú te adaptes a ellos. Ese es tema para otro artículo.

Regresando al caso del Diario de Yucatán, me parece vergonzoso cómo un medio tan importante y tan relacionado con los derechos de autor no use un banco de imágenes para el soporte de notas de ese tipo, logrando que directa o indirectamente, los responsables obtengan sus regalías. Ese banco no necesariamente tendría que ser costoso como Corbis o Getty Images, sino opciones de pago por suscripción como photos.com (finalmente, un periódico entiende el concepto de suscripciones mejor que muchos de nosotros).

Adicionalmente, el Diario de Yucatán que también diseña anuncios publicitarios, recurre a la misma práctica de «todo lo que está en Internet es propiedad de todos». De hecho se ha dado mucho que para la publicidad que hacen «in-house» sí se usen bancos como Corbis o Getty Images, pero simplemente descargando la imagen de previsualización sin marca de agua y optimizándola para un medio como el periódico que, realmente, no necesita más de 150 dpi de resolución. Y así se logra lucrar, nuevamente, sin pagar un peso a las mismas disciplinas que ellos contratan para sus notas: la ilustración y la fotografía.

Entonces, con el fin de que quede claro para todos los que realizamos una pieza de comunicación y que estamos expuestos a esta penosa práctica del Diario, este es el resumen del artículo: todos los autores de todos los contenidos de tu pieza deben estar de acuerdo con el uso que se les da, ya sea por pago o por un acuerdo por escrito.

Nosotros hacemos lo posible porque así sea y porque todos los que participan en la pieza obtengan recompensa y reconocimiento a cambio y continúe la producción constante.

Saludos.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *