El fin de semana, mi esposa y yo decidimos ver el documental de la vida de Walter Mercado en Netflix. No estábamos tan convencidos, sobre todo por que no somos fans de la astrología. Male es de una generación más joven que lo conocía poco. Aunque en mi generación era más popular, la verdad, yo tampoco tenía idea de nada de su vida, así que lo empezamos a ver con el dedo listo en el control remoto para cancelar.

Comenzamos viéndolo por morbo y, al terminar, su historia me generó una empatía casi inesperada. Lo que construyó, logró y sobre todo la marca “literal” que dejó, es algo de reconocer. Así que decidí escribir sobre este excelente caso de éxito en el branding para mi. 

Para quien no lo ubica, Walter Mercado fue el astrólogo más popular en la comunidad latina durante varias décadas. En el documental sobre su vida, profundizan sobre los elementos que construyeron su personaje: el vestuario excéntrico, un discurso positivo y una expresión corporal dramática. También cuentan la historia de cómo el astrólogo más conocido, desapareció del mapa por una mala decisión en cuanto a su marca personal.

Tras una gran carrera profesional que dejó una marca fuerte en la mente del consumidor de TV a lo largo del continente, el legado de Walter Mercado aparenta estar en el corazón de muchas personas. La forma en la que su marca personal se desarrolló y posicionó, tiene mucha coherencia con lo que asesoramos o tratamos de guiar a nuestros clientes en H.

Para entender con más claridad a Walter Mercado como una marca personal, haremos algunas comparaciones con las Leyes Inmutables de la Marca:

1. LEY DE LA CONTRACCIÓN – Tras una situación fortuita, sin querer, se presentó con un tema que conocía y era una categoría no  tan saturada en el momento.

2. LEY DE LA COMUNICACIÓN – A través de el programa de TV, tuvo la plataforma para ir creciendo su popularidad.

3. LEY DE LA PALABRA – Su frase célebre “Mucho, mucho amor”, que repetía en cada aparición, fue tan poderosa que hoy en día, después de varios años de ausencia en los medios, sigue siendo recordada por millones de personas.

4. LEY DE LAS CREDENCIALES – La astrología era algo que conocía, más no dominaba en el momento de su “lanzamiento”. Sin embargo, fue el tema que lo confirmó como un erudito para mucha gente.

5. LEY DE LA CATEGORÍA – El gran resultado de lograr que millones de personas creyeran en él como un elemento necesario para su desarrollo personal, lo convirtió en el líder de opinión más fuerte, a pesar de que muchos ofrecían algo similar.

6. LEY DEL NOMBRE – Su nombre no simbolizó nada al principio, sin embargo el conjunto de factores, convirtieron a Walter Mercado en el sinónimo de futuro, predicción, vida, etc.

7. LEY DEL NOMBRE GENÉRICO – Al utilizar su nombre como la marca que lo representó, le dio la fuerza necesaria para salir de lo convencional, sin embargo, eso fue también la tumba profesional de su carrera.

8. LEY DE LA FORMA – Nunca tuvo una imagen gráfica como tal, en cambio, creó un personaje potente, diferente e identificable que lo catapultó sin problemas.

9. LEY DEL COLOR – Adicionalmente a su imagen, logró la relación perfecta con la construcción de vestuarios extravagantes, que se convirtieron en íconos más allá de un color.

10. LEY DE LAS FRONTERAS – Al ir escalando hacía mercados latinos desde Puerto Rico hacía Latinoamérica y EE.UU, consiguió con su fórmula especial el ser reconocido en todo el continente y Europa.

11. LEY DE LA COHERENCIA – Su gran éxito radicó en el enriquecimiento y evolución de un solo tema, simplemente añadió medios y formatos distintos para lograr alcance, eso lo mantuvo relevante por décadas.

12. LEY DEL CAMBIO – Después de ser un éxito constante, una sola decisión lo llevó a perder todo el posicionamiento y trabajo de su marca personal. Después de 6 años de ausencia, fue imposible recuperar la atención de su público.

13. LEY DE LA MORTALIDAD – Tras la pérdida de tiempo en recuperar legalmente su nombre, fue imposible reactivar su carrera: la edad, el desgaste y la evolución de la comunicación, fueron su final.

14. LEY DE LA SINGULARIDAD – Quizá el punto más destacable de este personaje. Un performance bien hecho, su habilidad para la actuación y su encanto personal, lo consagraron como unos de los personajes modernos más reconocibles y entrañables para muchas personas. 

Hoy, a pesar de que siguen y seguirán existiendo profesionales en astrología, no hay nadie que lo iguale o se acerque a la gran marca que construyó.

suscríbete al newsletter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *