Hacer nombres para marca es una disciplina que va más allá de la creatividad y que debe tomar en cuenta diferentes aspectos que le dan contexto y relevancia al negocio, que además ayudan a determinar cuál es la mejor o mejores estrategias para crear propuestas de nombre.

Para trazar una estrategia de naming, hay que tomar en cuenta aspectos como la categoría o el giro del negocio, el mercado meta, la propuesta de valor.

Categoría de negocio

Es importante considerar si es una categoría nueva, conocida o saturada, a fin de poder determinar cuál estrategia de estas estrategias es más conveniente al crear nombres para un negocio:

Acordes a la categoría. Hay ciertas categorías de negocio en las cuales es mejor comunicar el giro con claridad. En el caso de las lavanderías, muchas marcas usan palabras relacionadas con la limpieza —clean, burbuja, lava, wash, aqua— junto con algún diferenciador. Lavaprax, un nombre desarrollado en Hache, es un buen ejemplo de nombre acorde a la categoría.

Diferenciados de la categoría. A veces es necesario romper con los nombres de la categoría para poder proyectar algo fresco e innovador. Entre los restaurantes naturistas y veganos-vegetarianos, la tendencia es usar términos relacionados con los vegetales, lo verde, lo natural, como Avocado Vegetariano, Rincón Vegano y 100% natural. Nümen —que significa inspiración— fue un nombre que creamos en busca de diferenciación, con el objetivo de proyectar una opción atractiva, con mayor énfasis en el ambiente y la experiencia.

Click en la imagen para leer sobre este proyecto.

Descriptivos de la categoría. En ocasiones, cuando surge una nueva categoría de producto o es una categoría poco común para el consumidor, es necesario hacer un nombre de marca que lo describa de una manera sencilla de entender. Cuando creamos Gomestic, —una tienda en línea de productos electrodomésticos en España— nuestro objetivo era comunicar una opción rápida, práctica y moderna de compra para obtener productos del hogar. Por eso el nombre es una composición de Go + Domestic.

Giro del negocio

En algunos giros, hay estrategias muy claras para la creación de nombres. Aquí algunos ejemplos:

Patronímicos. En firmas de arquitectura, esta es una estrategia muy recurrente. Se emplea el nombre completo o el apellido del arquitecto fundador. Ejemplos: Legorreta, Sordo Madaleno Arquitectos, Muñoz Arquitectos.

Siglas o acrónimos. Esta es una estrategia ampliamente usada, que se identifica con giros más institucionales o tradicionales. En los bancos podemos ver varios ejemplos como: HSBC, BBVA e Inbursa.

Años atrás, muchos negocios creaban sus nombres comerciales a raíz de su razón social, como por ejemplo: Surpesa, Surtidor de Plomería y Electricidad, S.A.

Mercado meta

Los perfiles de compradores también pueden sugerir estrategias para la creación de nombres.

Género. En negocios claramente dirigidos hacia un segmento de género, se puede recurrir al uso de vocales, sonidos propios y atributos relacionados con lo femenino o masculino. Algunos ejemplos: Dove, Victoria’s Secret, Miu Miu, Hugo Boss, Brut, Marlboro.

El nombre de Vanitive fue creado en la agencia, con una clara intención de proyectar la feminidad del spa.

Nivel socioeconómico. Las marcas dirigidas a mercados populares suelen ser descriptivas y fáciles de entender, como por ejemplo: Cloralex, Suavitel, Jabón Zote.

En marcas dirigidas a segmentos de mayor poder adquisitivo, se aplican diferentes tipos de estrategia. En rubros donde la asociación de la marca al creador o fundador es muy importante, el uso de patronímicos es muy común. Por ejemplo: Ralph Lauren, Chanel, Dolce & Gabbana, Ferrari, Rolls Royce, Steve Madden.

Otra estrategia para este segmento es el de uso de nombres abstractos o con fonemos de idiomas extranjeros, que son altamente distintivos. Por ejemplo: Häagen-Dazs, Rolex.

Procedencia. El origen del mercado nos recuerda una estrategia a la que también recurren las marcas donde el origen es parte importante de su propuesta de valor. Ejemplos: Lancôme, Perrier.

Edad. Cuando la edad del mercado es un factor importante, esto se puede convertir en una estrategia para crear nombres. Ejemplos: Tix tix, Flippy, Chupa Chups, Teen spirit, Pink by Victoria’s Secrets, Forever 21, Sugarpill.

Propuesta de valor

Tener clara la esencia del negocio, también permite usar la estrategia de inspirarse en valores y beneficios del producto o servicio. Algunos ejemplos son: Nike (diosa de la victoria), Post-it (traducido como “Fíjalo”), Pampers (traducido como “consentir).

Dando el 100 es una marca creada en Hache para un programa de becas fundado por la Universidad Marista. El nombre está enfocado a generar un sentido de solidaridad y apoyo dentro de su comunidad educativa, donde todos pueden aportar e involucrarse.

Estas son solo algunas de las estrategias a las que se puede recurrir para hacer naming. Hay muchas otras fuentes de inspiración que también ayudan a crear propuestas de nombres.

Si tu empresa necesita apoyo para desarrollar su nombre de marca, ponte en contacto con Hache.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *