Este artículo es el tercero de cuatro:

Parte 1: Razones para registrar una marca
Parte 2: Explicaremos las clases del IMPI que permiten entender a qué categoría pertenece el negocio.
Parte 3: Describiremos las restricciones del IMPI para evitar nombres que no tengan posibilidades de registro.
Parte 4: Explicaremos cómo hacer búsquedas de nombres en el IMPI y cómo interpretar los resultados.

El IMPI cuenta con una guía, en la cual se describen todas las restricciones de registro de marca, entre otras cosas, que resultan muy útiles al momento de hacer búsquedas fonéticas en el sistema Marcanet del IMPI.

Aquí condensamos las prohibiciones que afectan directamente a las marcas nominativas, es decir a los nombres, y explicamos en qué consisten:

1. No se pueden registrar palabras que atenten contra la moral y las buenas costumbres.

Nada de los insultos, referencias sexuales y vulgaridades.

2. No se pueden registrar nombres técnicos o de uso común de los productos o servicios que incluirá la marca.

Los nombres descriptivos y literales, como La Barbería, La Cevichería y La Pozolería no son registrables.

3. No se puede registrar la traducción a otros idiomas.

Por ejemplo, si alguien quisiera registrar una marca de chocolate llamada Little Grandma, tendría como impedimento: chocolate Abuelita. Por esta razón, verás nombres en otros idiomas cuando hagas búsquedas fonéticas. No está de más checar los nombres tanto en inglés como en español.

4. No se puede registrar la variación ortográfica de palabras no registrables.

No importa que escribas wonderful o guondderfol, para el IMPI lo importante es cómo suena (de ahí el nombre búsquedas fonéticas). Escribirlo de forma diferente no ayuda.

5. No se pueden registrar designaciones verbales de emblemas de cualquier país.

Esto incluye a estados, municipios, divisiones políticas equivalentes y organizaciones internacionales. Nombres como Mérida, Yucatán, México, Europa, Timbuktú, Bratislava o la ONU, son imposibles de registrar.

6. No se pueden registrar nombres de billetes o monedas.

Nada de euros, pesos, yenes, ni dólares.

7. No se pueden registrar gentilicios que causen confusión.

Tampoco nombres y adjetivos de denominaciones geográficas. Si una empresa yucateca quisiera registrar una salsa llamada El Regiomontano, esto podría generar confusión acerca del origen de este producto. Por esta razón, no se puede registrar.

8. No se pueden registrar denominaciones de lugares que causen confusión.

Especialmente en regiones que se caractericen por la fabricación de un producto o servicio. Si alguien trata de registrar Las Chanclas de Ticul, no se va a poder.

9. No se pueden registrar nombres de personas, sin su consentimiento.

Si alguien quisiera registrar Estética Lady Gaga, tendría que contar con el permiso expreso de ella.

10. No se pueden registrar obras intelectuales o artísticas.

Ni sus títulos, ni sus personajes. Si alguien quisiera bautizar su taquería como Harry Potter y la Orden del Pastor, no podría registrarlo como marca.

11. No se pueden registrar denominaciones engañosas.

Por ejemplo, tratar de registrar Choco Sweet para un caramelo que no contenga chocolate.

12. No se pueden registrar nombres idénticos o similares en grado de confusión a marcas registradas.

Esta es la regla más obvia, pero también la más importante. Por ejemplo, si alguien quisiera registrar el nombre de una cafetería llamada Jarro de Café en la clase 43 (servicios de alimentación), no podría porque ya existe Hard Rock Café. Si suena igual o similar a una marca registrada, no se puede registrar.

En Hache, somos expertos en desarrollar e impulsar marcas. Si quieres conocer más sobre nosotros, ponte en contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *