En el proceso de creación de un nombre, siempre es mejor estar muy seguro, que quedarse con la duda. Aunque te parezcan atractivos, hay nombres que pueden perjudicar a tu negocio y deberías evitar.

Muchas veces, no es fácil identificar a simple vista si un nombre tiene algún obstáculo, pero lo puedes saber investigando un poco y evaluando sus características. Al hacerlo, deberías descartar:

Nombres que ya existan

Es muy difícil que un nombre que tenga cero resultados en una investigación en línea. Con regularidad, al realizar estas investigaciones, te encontrarás con nombres idénticos o similares a los que creaste.

Sin embargo, esto no quiere decir que tengas que desechar el nombre automáticamente. Deberás determinar si estas marcas de verdad representan un inconveniente para tu marca. Toma en cuenta:

Si se encuentra en el país o región en la que se encuentra tu negocio, o si su ubicación no es una amenaza.

Una marca no tendría que representar una amenaza si, por ejemplo, existiera un negocio con el mismo nombre que el tuyo en España, pero tus planes de expansión sólo incluyen territorio nacional, o sólo países latinoamericanos.

Si es una marca grande o muy conocida, o si se trata de una marca pequeña, con pocas posibilidades de crecimiento.

Esto puedes determinarlo investigando su presencia en redes sociales o su sitio web, por medio del número de seguidores, la interacción de los usuarios y la información acerca de sucursales o servicios que comparten.

Si es utilizado por una marca con un giro diferente al de tu negocio, o si es el mismo giro.

Si los productos o servicios que tu negocio ofrece son parecidos a los de la marca con un nombre similar, es algo que definitivamente tienes que tomar en cuenta. Lo más probable es que el mercado se confunda, haga comparaciones continuamente o termine pensando que son la misma marca. Ninguna de esas opciones son una buena opción, si tu intención es crear una marca sólida.

Nombres con una mala connotación

A pesar de haber seguido las estrategias para la creación del nombre de tu marca y de haber tomado en cuenta las características que debe tener un buen nombre, existe la posibilidad que algo se te haya podido escapar.

Al investigar tus alternativas de nombres, puedes descartar que cualquiera de ellos vincule a tu marca con algo que no convenga. Deberías eliminar un nombre de la lista si descubres que:

Tiene un significado negativo

Tal vez no era evidente, pero en la investigación te diste cuenta de que el nombre tiene un significado que no conocías y que no favorece del todo a tu marca. O que, por ejemplo, en inglés significa algo que puede resultar ofensivo. Para asegurarte, investiga en diccionarios de sinónimos, en diccionarios en inglés como “Urban Dictionary” y haz búsquedas de imágenes. Muchas veces, el significado negativo puede no ser literal o estar a simple vista.

Se puede mal interpretar

Sobre todo si tienes planes de expandir tu negocio, debes tener en cuenta que el significado de una palabra puede variar de una región a otra. Investiga si, en alguno de los lugares hacia donde piensas expandirte, el nombre es algún modismo o regionalismo. Asegúrate que no signifique algo insultante, inapropiado o polémico.

Nombres sin posibilidades de registro

El último filtro antes de elegir el nombre indicado para tu negocio, es identificar las posibilidades de registro que tiene ante el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial). Este registro es importante, ya que como propietario de la marca, te proporciona un Título de Registro que te da derecho a utilizarla de forma exclusiva.

En los próximos artículos, hablaremos a profundidad acerca de este registro, su importancia y proceso.

Si tu empresa necesita ayuda en la creación de su nombre de marca, contacta a Hache.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *