Confundir marca con logotipo es algo bastante común. Si bien muchas veces se usan como equivalentes, son dos conceptos distintos, que en realidad funcionan de manera complementaria.

Diferencia entre logotipo y marca

El logotipo es la representación gráfica del nombre de la marca, lo que ayuda a identificarla visualmente y a diferenciarla de otras empresas o productos del mismo tipo. De hecho, en términos de diseño, el logotipo es solo la parte tipográfica que puede, o no, estar acompañada de otros elementos gráficos.

ejemplos-logotipos

Hay diversas definiciones de marca, pero esta en específico puede ayudarnos a entender la diferencia:

“Una marca es una promesa de satisfacción. Es un signo, una metáfora que opera como un contrato tácito entre un fabricante y un consumidor…”

Matthew Healey

 

El valor de la experiencia de marca

Si la marca es una promesa de satisfacción, cada punto en la relación entre un cliente y una marca puede cumplir —o no— con esta promesa.

Analicemos el caso de Starbucks, por ejemplo:

starbucks experiencia de marca

Cuando una persona entra en contacto con Starbucks, puede disfrutar de:

  • El olor del café al entrar
  • La temperatura controlada en el lugar
  • La posibilidad de elegir y personalizar su bebida
  • Un trato personal y de confianza
  • Un ambiente cálido y cómodo
  • Un diseño de interiores relajante
  • Un lugar donde conversar y sentirse parte
  • Degustaciones de café
  • Productos que mantienen su sabor usual (estándares de calidad)
  • Nuevas opciones por temporada

En este caso, cada punto de contacto con el cliente está diseñado para ofrecer una experiencia satisfactoria.

Las marcas más reconocidas intervienen continuamente para moldear la percepción de sus consumidores y desarrollar su lealtad, a través de la calidad, la imagen, atención al cliente, presencia digital, tono de voz, lenguaje y otros factores.

Cuando una persona expresa su opinión de una marca, no habla de su tipografía estilizada, de su composición gráfica o de su gama de colores. Habla de su experiencia con el producto o servicio.

Un logotipo estético puede crear una muy buena primera impresión en el mercado, pero una marca que ofrece una experiencia a sus consumidores, puede convertirlos en sus clientes más leales y en sus promotores más importantes.

Banner Guía H. de branding

10 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *