Junio es el mes de la comunidad  LGBTTTIQ (Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti, Intersexual y Queer). Por estas fechas, año tras año, es frecuente encontrar que los logotipos, campañas y publicaciones en redes sociales de algunas marcas se pintan de colores como apoyo a la diversidad.

La verdad, disfruto un montón encontrarme marcas que me gustan apoyando a la comunidad a la que pertenezco. En este artículo les compartiré los anuncios y campañas de algunas marcas famosas que han decidido apoyar a la diversidad:

Uno de los casos más sonados este año, por ejemplo, es el de Pemex. Me sorprendió un montón ver multicolor a una institución que percibía como fría y masculina:

¿Ya conoces la Red por la Diversidad de #Pemex? En Pemex nuestros trabajadores son lo más importante. #LoveIsLove #NuestroOrgulloEresTu

Posted by Pemex on Tuesday, June 13, 2017

 

Cabify, al recibir comentarios negativos en un video por parte de algunos usuarios, decidió convertir lo negativo en positivo:

Aeroméxico fue otra de las empresas mexicanas que aprovechó el mes del orgullo para decirnos que están orgullosos de volar con nosotros:

Desde el año pasado, Chevrolet está jugando la carta de la diversidad en sus anuncios de televisión. Además de aparecer una pareja de chavas “amando con libertad”, también aprovecha para proyectarse como una marca moderna al dirigirse a su mercado meta por medio de la representación de sus hábitos, gustos e ideales.

En este anuncio, Kodak le habla a dos mercados: los millenials y los padres de los millenials. Comunica un mensaje de aceptación claramente, partiendo del dicho “una imagen vale más que mil palabras”.

Colgate, de forma bastante sutil, también transmite la aceptación a lo diverso, alentándonos a sonreír con orgullo:

La pregunta que, indiscutiblemente, está en la cabeza de todos es: ¿de verdad estas marcas están comprometidas con la causa? ¿o sólo están aprovechando la atención generada con la diversidad sexual como tema “de moda” para aumentar sus ventas?

La representación de la diversidad en la publicidad, a mi parecer, es un win/win, tanto para las marcas que utilizan este recurso, como para la sociedad:

Por un lado, atraen la atención de sus consumidores, comunican una imagen positiva, moderna, solidaria y generan empatía. Por el otro, estas acciones consiguen poner a cuadro personajes y situaciones que nos hacen visibles, fomentando la tolerancia y el respeto, lo cual nos beneficia a todos.

La realidad es que la comunidad LGBTTTIQ es un nicho de mercado que, además de estar en crecimiento junto con su aceptación, frecuentemente son dinks (double-income; no kids), lo cual se traduce en hábitos de consumo ($$$) atractivos para muchas empresas.

No debemos olvidar que las empresas y sus agencias trabajan para lograr objetivos comerciales. Los esfuerzos de comunicación relacionados a la diversidad y la inclusión no tienen que estar peleados con el posicionamiento o el aumento de las ventas.

Sin embargo, considero estos esfuerzos muchísimo más valiosos cuando existen acciones reales detrás. Marcas como Pemex, Doritos o Uber, por ejemplo, además de lanzar piezas publicitarias, también realizaron donaciones a asociaciones civiles o campañas internas orientadas al respeto e inclusión, manteniéndose coherentes a su comunicación.

La evolución de la publicidad en relación a la comunidad LGBTTTIQ, al final, no es más que un reflejo de la evolución que hemos tenido como sociedad. Los mensajes promoviendo la inclusión y el respeto, son el resultado de las marcas adaptándose a una sociedad que piensa distinto y que, cada vez más, abre los brazos a la diversidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *