No se imaginan la cantidad de veces que he escuchado esto en Hache, cuando platicamos con clientes sobre sus expectativas para la marca.

Yo interpreto esta solicitud como un deseo de que la marca sea reconocible, distinta, conocida, bien posicionada, cool, con un ícono que todo mundo recuerde.

Esto es lógico, porque tanto Apple como Nike son marcas muy atractivas para el mercado y contienen elementos que funcionan.

Para que se den una idea, hay diferentes tipos de identidades de marca. Las más populares son:

1. Tipográficas.

Característica principal: Sólo emplean tipografía.

Usos: Son útiles para expresar valores humanos y emociones.

Retos: No todos los diseñadores tienen la capacidad de crear una tipografía única.

Ventaja: Son poderosos, fáciles de identificar.

2. Pictóricas.

Característica principal: Emplean una imagen que representa una idea clara. Parten de la cultura de hacer íconos para comunicar: símbolos gráficos utilizados para señalización, tránsito y ubicación.

Usos: Funcionan bien para marcas internacionales o que requieran lectura inmediata para su reconocimiento.

Retos: Al emplear un elemento recurrente, es necesario hacer algo muy distinto, pero al mismo tiempo, muy claro; lo cual no siempre es fácil.

Ventaja: Son reconocibles de manera inmediata porque se expresan de una forma lógica. No tienen problemas al cambiar de idioma.

3. Conceptuales.

Característica principal: Combinan tipografías y elementos pictóricos.

Usos: Son el tipo de marca más usada.

Retos: Lo negativo sería que, al ser una forma muy popular de crear una marca, puede ser más competido y, de no hacerlo adecuadamente, puede quedar forzado, con un criterio muy artístico, pero poco fundamentado.

Ventajas: Puede representar algo fuerte, manteniendo un valor emocional. Si se logra ejecutar de una forma adecuada, evidentemente genera un poderoso elemento de distinción.

 

Si has leído hasta aquí, podrías estarte preguntando cuál es la mejor opción para tu negocio.

La respuesta no es 1, 2 o 3. La realidad es que cada negocio es único, por lo que no hay una respuesta correcta. La elección depende del valor, del diferencial, del tipo de producto o servicio que proporcionas.

Si aun así estás pensando que debes tener una marca como Apple o Nike, ¡Felicidades! Estás adquiriendo un compromiso tan grande como esas marcas.

Para conseguir el éxito de esas marcas, se requiere mucho trabajo, no sólo a partir de un buen logo, sino a partir de un sinfín de elementos que conforman a la marca: cada contacto que tu marca tenga con el mercado, es una oportunidad de construirla (o destruirla).

Si quieres que tu marca sea como la de estas grandes empresas, tienes que preguntarte antes que nada: ¿Qué le ofrecerá a tus consumidores que tus competidores no hayan ofrecido? ¿Cómo puede marcar una diferencia? ¿De qué forma puede crear una experiencia única? ¿Qué puede aportar a la sociedad? No con el afán de protagonizar algo, para vanagloriarse, sino actuando de forma sensata con lo que dices ofrecer.

Una vez que sepas hacia dónde tienes que caminar, es mucho más fácil para cualquier creativo crear una marca que sí pueda ser como Nike a Apple.

Porque estas empresas no sólo son exitosas por sus gráficos o por sus llamativas campañas, sino por el gran valor que le aportan a la sociedad: identificaron una necesidad, hicieron algo diferente, mejor de lo que los demás ofrecían, generando nuevas experiencias.

Más que querer una marca que se vea de tal o cual forma, es vital trabajar en una propuesta de valor que aporte algo nuevo.

Esto es algo que los empresarios deben generar. El valor de un negocio se traduce a un gráfico,   nunca al revés. Un gráfico no va a poder construir una buena experiencia, un gran sabor, un excelente servicio. Sólo un negocio bien sustentado.

Es bueno tener altas expectativas de la imagen de marca y exigir estos resultados, pero es mucho mejor tener un concepto sólido e innovador detrás de esta marca.

 

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *