Cuando un negocio tiene claro que ha entrado en una etapa de madurez o que está pasando por una crisis, la gran pregunta es: ¿vale la pena invertir para mejorar el negocio o es mejor dedicarse a otra cosa?

Para este punto, probablemente ya has hecho algo de investigación con tu personal, con tus clientes o evaluado los procesos que no se están ejecutando correctamente en tu negocio.

Que no cunda el pánico, sigue estos pasos para tomar la mejor decisión para tu negocio:

1. Enlista todas las debilidades y fallas de tu negocio.

Ponlas en orden de prioridad y agrupa las que estén relacionadas.

2. Haz una lista de acciones para solucionar cada debilidad.

Reúne a un equipo de colaboradores clave, procura que sea un equipo interdisciplinario para tener diferentes perspectivas. Hagan una lluvia de ideas y pongan por lo menos una acción por cada debilidad.

3. Selecciona las mejores ideas.

Depura la lista. No se trata solo de que sean fáciles y rápidas de implementar, se trata de que cumplan un propósito.

4. Cotiza las acciones necesarias

Haz un cálculo de cuánto costaría hacer los cambios más importantes. ¿Tienes suficientes recursos para mantener la operación e invertir en mejoras? ¿Cuál sería la meta a lograr con los cambios sugeridos? ¿El aumento esperado será suficiente para la recuperación del negocio en un plazo razonable?

5. Cambia de estrategia

A lo mejor estás luchando en una categoría de negocio muy competido o dirigiendo tus esfuerzos a un segmento saturado.

Cuando trabajamos en el rebranding de Surpesa, uno de los retos de esta cadena era ponerse al tú por tú con tiendas que invierten mucho en sus pisos de venta para captar a los consumidores finales. Nuestra estrategia fue redirigir la comunicación a plomeros y electricistas, quienes son figuras clave para la compra y recomendación a los consumidores finales. Este cambio requirió menor inversión y ayudó a reposicionar la marca.  

Explora diferentes opciones para darle un giro a tu negocio y evalúa cuál es la mejor estrategia. Tal vez haya una solución simple que permita renovar tu negocio, sin necesidad de hacer una inversión fuerte y cambios extremos. Si necesitas ayuda en este tema, apóyate en una agencia de branding.

cta-guia-renovacion-negocios-001

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *