negocios o marcas

En H. cuando hablamos de nuestros clientes, hablamos más de marcas que de negocios.

Es importante ver a las empresas más allá de sus recursos comerciales y empezar a entenderlas como una experiencia que puede ganarse la lealtad de los consumidores.

Aquí algunas razones por las que hacemos esta diferencia:

Un negocio es un producto o servicio.

Una marca es una promesa.

“Una marca es una promesa de satisfacción. Es un signo, una metáfora que opera como un contrato tácito entre un fabricante y un consumidor…” Matthew Healey

Estamos lejos de los tiempos en los cuales los consumidores solo necesitaban un producto que satisficiera sus necesidades. Hoy las mujeres no compran zapatos para evitar andar descalzas, compran estilo, compran el status que les da usar tacones de diseñador.

La marca crea expectativas, vende emociones, provoca admiración y respeto, pero sobretodo, ganas de ser parte de ella.

«La marca es más que un nombre, una etiqueta, una firma que garantiza el producto a base de la honorabilidad del productor» Morin.

Un negocio se preocupa por vender.

Una marca se preocupa por complacer.

Los negocios enlistan sus características y atributos. Las marcas venden beneficios orientados a los consumidores.

Los vendedores de bienes raíces son excelentes creando argumentos que explican este punto. No es una casa con un patio amplio, es una casa donde tus hijos tendrán suficiente espacio para jugar.

Esto concepto incluso puede servir para validar ideas de negocio. En lugar de preguntarte ¿Qué voy a vender?, pregúntate: ¿Qué deseo voy a satisfacer?

Un negocio es definido por sus fundadores.

Una marca es definida por sus consumidores.

Martin Neumeir define a la marca como «el sentimiento de una persona acerca de un producto, servicio o compañía». Es un sentimiento porque las marcas son definidas por personas, no por compañías. Es un sentimiento porque las personas son seres emotivos con instintos.

Los dueños pueden redactar la misión de su negocio, los mercadólogos pueden trazar la estrategia de la marca, pero al final son los consumidores quienes determinan a la marca, a través de su visión y sus opiniones.

Un negocio es un conjunto de activos.

Una marca puede ser el activo más importante.

«La confianza implícita en una marca genera una valía económica que es lo que se denomina valor de marca» Matthew Healey

Algunos calculan el valor de marca (o brand equity) como la diferencia entre lo que cuesta un producto y el valor que el consumidor reconoce y está dispuesto a pagar, lo que a su vez genera capital adicional para la marca.

John Stuart, quien fuera Presidente de Quaker Oats, dijo alguna vez «Si este negocio tuviera que dividirse, yo estaría contento si me pudiera quedar con los nombres, marcas registradas y el fondo del comercio. Aunque otro se llevara todos los ladrillos y la maquinaria, a mí me iría mejor».

Si alguien se llevara todos los «ladrillos y maquinaria» de tu empresa, ¿con qué te quedarías: con un negocio o con una marca?

Descarga la guía H. de branding

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *