Las marcas americanas han destacado a nivel internacional como fórmulas de negocio que se replican exitosamente. Por eso, muchas veces, vemos lo americano como garantía de calidad; porque sabemos que son negocios que invierten en innovación, que diseñan la experiencia del usuario y venden marca más que producto.

En el marco del 4 de julio, queremos recordar que hay marcas mexicanas que compiten con las marcas americanas, brindando calidad y conquistando a los consumidores. Aquí presentamos una selección de 5 marcas mexicanas que dan batalla:

1. Gamesa

Gamesa compite fuertemente contra Nabisco. Originalmente llamada La Industrial, esta empresa nace en Monterrey en 1921 y toma el nombre de Galletera Mexicana S.A., de donde proviene su nombre. En 1990 se integra a Pepsico y hoy es la galletera más importante de nuestro país con 9 plantas, más de 100 centros de distribución y un portafolio de marcas que incluye: Marías, Emperador, Saladitas, Chokis, Crackets, Mamut, Cremax de Nieve, Arcoiris, entre otras. Exporta a 14 países de América y tiene presencia en 25 países de los demás continentes.

El año pasado, Gamesa invirtió más de 22 millones de dólares para desarrollar el Centro de Innovación de la Categoría de Horneados, con más 100 científicos y áreas de laboratorio de alimentos, analítica, cocina de cocreación, un salón de nutrición y laboratorio de diseño de nuevos empaques.

2. Oxxo

Oxxo es una marca de Femsa y surge en Monterrey en 1978. Tiene más de 10,000 sucursales y, sólo en el último año, abrieron 1,200 tiendas nuevas. Actualmente está presente en México, Colombia y próximamente en Chile.

Además de ofrecer una variedad de productos, han incluido marcas propias, el pago de múltiples servicios e incluso estaciones gasolineras —Oxxo Gas— que se suman a su fórmula de negocio. A finales de 2016, 7 eleven creó Petro Seven, para competir en este segmento.

Si bien es un modelo de negocio que amenaza la existencia de las tienditas de la esquina, hay que reconocer que su estrategia de estar en todos lados ha llevado a Oxxo a conquistar el mercado. En muchos lados, está por encima de 7 eleven. La presencia del Oxxo también está permeando en nuestra cultura: hay mucha gente que en lugar de decir “Voy a la tienda”, dice “Voy al Oxxo”.

3. Steren

Esta marca de electrónicos nace en 1956 y es orgullosamente mexicana. Steren compite con Radioshack, una empresa americana que ha tenido problemas económicos en los últimos años.

Steren tiene más de 1000 tiendas y un catálogo de más de 4,000 productos. Actualmente tiene un fuerte programa de expansión a Centro y Sudamérica, con presencia en República Dominicana, Guatemala, Costa Rica y Colombia. Cuenta con certificación ISO y el reconocimiento de Great Place to Work.

Lo que le ha permitido tener control sobre los puntos de venta es trabajar bajo el otorgamiento de franquicias maestras. Su programa de capacitación ha evolucionado, creando la Universidad Steren, que ofrece adiestramiento en todos los aspectos del manejo y operación de los establecimientos. El año pasado, Forbes consideró a Steren entre las 10 franquicias mexicanas más importantes.

Para mi punto de vista, sus productos tienen un área de oportunidad en el tema de calidad; pero indudablente, los precios accesibles hacen que Steren compita fuertemente en el mercado.

4. Comex

Comex es una marca de pinturas con más de 60 años, que cuenta con 3,700 tiendas en México y Centroamérica, además de tener presencia en centros comerciales, home centers y ferreterías.

Tiene más de 4,000 empleados, 8 plantas certificadas, 6 centros de distribución y 3 centros de desarrollo tecnológico y capacitación. En el 2013, facturó un billón de dólares y justo, un año después, fue comprado por PPG Industries, en una transacción de $2.3 billones de dólares.

La fuerte capacidad de distribución de Comex le ha permitido ganarse el mercado del consumidor final, superando la presencia de marcas americanas como Sherwin Williams.

5. Cielito Querido Café

En el 2010, surgió Cielito Querido Café, en un mundo donde usualmente Starbucks domina. El nombre es una referencia a la canción de “Cielito lindo” y a la frase “México lindo y querido”.

Inició en la Ciudad de México y actualmente tiene más de 60 sucursales en el centro del país, incluyendo el Estado de México, Puebla, Querétaro y Morelos. Tienen un plan de apertura de 20 establecimientos al año y, para 2019, planean contar con 136 sucursales.

El estilo gráfico y el lenguaje son una bocanada de aire fresco y un recordatorio de que lo mexicano puede hacernos sentir orgullosos.

¿Hay alguna otra marca mexicana que pondrían en esta lista?

Si estás en el proceso de construir un negocio, acércate a Hache. Tu negocio podría ser tan exitoso como estos ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *